El sexto hombre en la Luna afirma que los extraterrestres nos visitan

Edgar Mitchell, el sexto hombre en pisar la superficie lunar en la mision espacial del Apolo 14 en 1971, ha declarado que los extraterrestren existen y que nos visitan, que el incidente de Roswell fue real y que el gobierno de EEUU guardó en algun lugar los restos estrellados de una cultura alienígena para quizá realizar un proceso de ingenieria inversa.

Estamos acostumbrados a las mas disparatadas discusiones acerca de la existencia, o no, de vida extraterrestre, pero que un hombre con los estudios y categoría del Dr. Edgar Mitchel lo asegure, puede resultar chocante, y es que no hablamos de cualquiera, pues tiene en su curriculum un Doctorado en Ciencias de Aeronáutica y Astronáutica del Instituto de Tecnología de Massachusetts en el año 1964. Doctorado Honorario por la Universidad Estatal de Nuevo México (1971), por la Carnegie-Mellon University (1971), por la Universidad de Akron (1979) y por la Universidad Embry-Riddle (1996).

Se acabaron las vacaciones

Pues eso, hoy me despedi de las vacaciones. No dí la bienvenida realmente al trabajo porque no hice nada (únicamente papeleo variado y ponerme al dia), pero he notado en mis carnes de nuevo lo que es madrugar y aburrirse haciendo cosas (porque aburrirme de no hacer nada ya lo practico a diario).

Eso si, bendita conexion a internet, que permite navegar sin sufrir tremendas frustraciones y encontrar cosas como esta: Harumi Nemoto

Más expomanga 2008

Visitando webs cuasi-aleatoriamente he encontrado algunas fotos interesantes del expomanga, que unidas a las que mi hermana me ha pasado (por cierto, pocas y feas) me sirven para generar un nuevo archivito con imagenes freaks y destructivas para la moral humana. Como espero que esta frase os haya encantado os invito a bajarlo desde aqui.

Por cierto Raquel, intentare idear una venganza para esta injuria contra mi persona. (Comentario en referencia a su fotolog).

Os dejo con una emotiva imagen que conduce a pensar que no iba tan mal disfrazado jojojojow.

Expomanga 2008

Este domingo asistí al expomanga 2008, un lugar interesante, donde rodeado de frikis me muevo en mi salsa, segun dicen, y sin embargo me siento terriblemente fuera de lugar (sobre todo mientras bailaban la otakonga).

Adjunto algunas fotos para ir abriendo boca, y espero proximamente poner las que mas dejan entrever la desvergüenza de los mortales contemporaneos.

La guerra del primer maltrato.

Mis hombres, una pandilla de caballeros mercenarios, y unos pocos guerreros que llevan tiempo bajo mi mando, estaban ansiosos por comenzar esta batalla.

Tras unas horas en las que avancé a examinar el terreno, ví como comenzaban a surgir del propio suelo los enemigos, una horda tras otra de huesos animados por un desconocido nigromante, que parecia ocultarse en una torre al noroeste.

Lo que siguió no es algo como para contarlo alrededor de una hoguera… de hecho cortare la lengua a aquel que me lo mencione. Pero la realidad es que repentinamente un rayo cruzo el cielo, y mis caballerias ardieron en una masa de carne y sangre.

Mis huestes, acobardadas por la espantosa imagen, dudaron largo tiempo en avanzar, por lo que los esqueletos enemigos seguian levantandose y dirigiendose inexorablemente hacia nosotros. Tan solo los demonios se mostraron implacables, tanto los aulladores como los mastines que el propio Khorne me entregó, pero no fue suficiente. El resto de tropas estaban completamente desorientadas.

Finalmente, cuando solo quedaban mis fieles guerreros, las huestes esqueleticas eran tantas que, presos de panico, corrieron, chocando con los perros que situados en nuestra retaguardia, los erradicaron, vejaron, persiguieron, humillaron y violaron.

Espero que mis señores no estuviesen mirando. Confio en la venganza.

Primera sangre, la guerra del deshonor.

No estoy orgulloso de mi obra en aquel dia, el de mi primera batalla.

Antes de ser tocado por las mieles del dolor del principe negro, o de que Nurgle me cargase de numerosos regalos, yo lideraba un pequeño batallón Imperial, y lo conduje a la gloria.

En aquella ocasion los vampiros atacaron nuestra pacífica región; el enfrentamiento se produjo en las colinas, y el enemigo quedó rezagado en los edificios del valle, por lo que no hubo problema en reducir su amenaza con un regimiento de ballesteros.

No puedo saborear aquellos dias porque no luche en nombre de mis dioses, pero sí estoy contento por toda la sangre derramada, la sangre de enemigos y de amigos. La sangre para el Dios de la sangre.